tiene buena memoria

Portada. Antología realizada por mARITA tROIANO

Leve mirada a la antología La Poesía Nos Une. 50 Poetas del Perú, Carpe Diem, 2017. Selección: Marita Troiano

Mujeres-poetas-peruanas

Publicado: 2017-08-02



Mujeres-poetas-peruanas

Leve mirada a la antología La Poesía Nos Une. 50 Poetas del Perú, Carpe Diem, 2017. Selección: Marita Troiano

Este libro, en nuestro país, ha abierto un espacio editorial horizontal, democrático, novedoso. Trae dos prólogos el “Ser poeta en el Perú de ayer, de hoy y de mañana” de Antonio González Montes y “Armas cargadas de esperanza” de Marie-Madeleine Gladieau (Francia). Amén de la presentación “Summa poética” de Marita Troiano (compiladora y editora).

¿Cómo corean las poetas al amor, a la soledad, a la vida? La editora Troiano, una de las apasionadas poetas peruanas del siglo XX, nos brinda una marcha singular a través de las voces elegidas que, de un modo u otro, la formaron y acompañaron y custodian en su vida, como un homenaje hacia la poesía. Así como sus hondos ojos claros hacia el arte, la música, la literatura, los afectos, los viajes y, por cierto, la poesía misma. Labor titánica, tarea de orfebre, trabajo de alfarera las realizadas por la escritora Troiano. Primero de compilación, luego de revisión y finalmente de edición.

Las poetas presentes en esta Antología: La Poesía Nos Une, 50 poetas del Perú, Carpe Diem, 2017, casi todas parten de una situación de resistencia o de lucha para construirse y existir como mujeres (Marie-Madeleine Gladieu)… ¿Levantarse, sobrevivir o vivir plenamente?

A todas luces resaltan nombres de poetas destacadas como el de Yolanda (de) Westphalen (1925-2011), la gran Blanca Varela (1926-2009), Raquel Jodorowsy (Chile 1927-2011), Cecilia Bustamante (1932- EE.UU. 2006), Carmen Luz Bejarano (1933-2002), Elvira Ordóñez (1934), Gladys Basagoitia (1935), Graciela Briceño (1939), por citar las reconocidas y con sólida obra y fecunda, que van de la generación del 50 hasta las de la tildada generación del 60.

POETAS DE LA GENERACIÓN DEL 70

Enriqueta Belevan (1944), Esther Castañeda Vielakamen (1947-2010), Rosina Valcárcel (1947), Ana María García (1948), Gloria Mendoza Borda (1948) pintan otro arcoíris y forman parte de la comunidad de poetas de la llamada generación del 70. Bajo el eco de la revista Piélago y otras.

La generación de poetas del 70 en Perú es una de las más potentes de nuestro continente. Nació en un contexto nacional e internacional claramente revolucionario. El eco de la Revolución Cubana y de las guerrillas del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), trascendía. Bajo las manifestaciones que surgieron de la eclosión de los nuevos movimientos contestatarios como el hipismo, la liberación feminista, la revuelta estudiantil de París de 1968 y la guerrilla urbana de los países del sur latinoamericano. Woodstock: 3 Days of Peace & Music (Woodstock: 3 días de paz y música), conocido coloquialmente como Woodstock, la película, es un documental estadounidense de 1970 que narra los hechos ocurridos en el Festival de Woodstock que tuvo lugar en agosto de 1969 en Bethel (Nueva York).

La promoción del 70 floreció entre 1968 y 1970, bajo el Gobierno reformista de Juan Velasco Alvarado, con autores que desde diferentes vías y experiencias, introdujeron, por ejemplo, el espíritu crítico, el coloquialismo como recurso literario. Fue un movimiento gregario, donde al inicio los grupos gravaron más que las singularidades. Un trabajo incipiente es Estos trece, del crítico José M. Oviedo e independientes, que se ajusta básicamente en los poetas de Estación Reunida, Hora Zero, entre los que sobresalen Enrique Verástegui, Juan Ramírez Ruíz, Jorge Nájar, Jorge Pimentel y Juan Carlos Lázaro. Luego brotarían otras voces valiosas (no acopiadas en Estos trece) como las de Queti Belevan (1944), Sonia Luz Carrillo (1948), Esther Castañeda (1947- 2010), Mapy Kruger Barton (194 ), Águeda Castañeda (1948-1970), Rosina Valcárcel (1947), María Emilia Cornejo (Lima 1949-1972), Ana María Gazzollo (1951), Marcela Robles (1952) en Lima. Gloria Mendoza Borda (Puno, 1948), Ana Bertha Vizcarra (Cusco, 1947), Dida Aguirre García (Huancavelica, 1953, poeta quechua); Carolina Ocampo (Huancayo, 1958, a caballo entre la promoción del 70 y 80). La mayoría con propuestas propias cada una, y, varias, contrarias –de cierto modo- al gregarismo que define a su generación. El ansia de vivir, la bohemia, la militancia, la historia, el amor contestatario, el diálogo, las epístolas, el existencialismo y casi nada en los bolsillos. La generación poética del 68 o del 70, a la que pertenezco es una de las iniciales donde existió el fenómeno de las migraciones sociales, la primera en nuestro país que vivió los rostros profundos del Perú ancestral y de todas las sangres.

Y, después empareja la tendencia singular que se detiene en el tema del género, del cuerpo, de Eros, en principio, Carmen Ollé (1947), Dalmacia Ruiz Rosas (1957), Patricia del Valle (1958), Mary Soto (1959), Rossella Di Paolo (1960) Patricia Alba (1960), Patricia Matuk (1960), Mariela Dreyfus (1960), Doris Moromisato (1962), Rocío Silva-Santisteban (1963), Tatiana Berger (1963), May Rivas (196  ), Ana Varela Tafur (1963) –entre otras- que forman la generación del 80. Aunque ya a caballo entre la generación del 80 y 90, vale incluir a Ana María Intili (1950), Gaby Cevasco (1952), Gloria Dávila Espinoza (1961) y Marita Troiano (1953). No todas las poetas citadas están incluidas en esta antología. Pero es imprescindible mencionarlas.

Años atrás esbocé:

El lirismo de la poeta no resulta ajeno a su entorno, al contrario.

La escritora se yergue rebelde, desnuda, contra todo tipo

de violencia. Su triple y compleja condición de peruana, poeta y

mujer la proyecta a la comunidad. Sus textos son dibujados en

forma heterogénea, tanto en el tono, estilo, cuanto en temas tratados,

pero casi todas las referidas autoras de aquellos años

expresan con espíritu amplio su mundo interior, sus contradicciones,

su riqueza, su cotidianeidad (infancia, familia, amor. trabajo,

desocupación, sensualidad, etc.). (RV)

Dentro de la antología La Poesía Nos Une, las aedas Odette Amaranta Vélez Valcárcel (1968), Patricia Temple (1971), Ericka Guersi (1972), Eliana Vásquez Colichón (1973), Alessandra Tenorio (1982), conforma otro grupo, con nuevas influencias, características y estilos.

Durante siglos, el solo suceso de que una mujer escribiera, simbolizó ante todo un hecho de transgresión contra los modelos tradicionales del patriarcado. Nuestras poetas han escrito contestando con mística, picardía y rebeldía. Congratulamos a la amiga compiladora y no dudamos que seguirá en esta línea de investigación, ampliando sus registros de autoras para beneficio de las lectoras. y los lectores.


ROSINA VALCÁRCEL

2-3 de agosto de 2017, Lima.

--





Escrito por

Rosina Valcárcel Carnero

Lima, 1947. Escritora. Estudió antropología en San Marcos. Libros diversos. Incluida en antologías, blogs, revista redacción popular, etc.


Publicado en

estrella cristal

la belleza será convulsiva o no será | a. breton