el blindaje continúa en el Congreso

Derecha. Juan Carlos, X, Mary Soto, x, x....

Juan Carlos Lázaro

Publicado: 2018-11-01

SOLO Y HONDO COMO UN TALLO 

1.

Y no he conocido otra muerte

que este sueño en el fondo del agua,

ni otra máscara que mi propio rostro

vuelto hacia los muros de cal.

Este es el puente de los adioses.

Estos, los muros de la ciudad.

Y yo, obrero ferroviario de pie en el andén,

con la visera apuntando hacia el Oriente,

circundada la cabeza de mariposas

y a punto de repetir, una vez más,

mis aforismos sobre los rieles.

2.

Los astros son azules y cuelgan

del borde del techo de las casas.

El invierno vendrá después

con sus meditaciones sombrías

acerca del fin de la Historia.

Pero entre la ceniza y el humo

la ciudad revela su verdadero rostro:

columnas y arcos enmudecidos,

sol y niebla a mitad de la calle

y una niña de cabellos dorados

que corre –loca- detrás de un aro.

3.

Porque hay veces en que una sombra

abandona su cuerpo, y es el cuerpo

el que busca y sigue a la sombra;

porque hay veces en que el tañido

abandona su campana, y es la campana

la que busca y sigue al tañido.

¡Oh incógnita del corazón y los días!

En estas cosas sueño mientras viajo,

apartándome de a pocos de este mundo,

cada vez más solo y hondo

como un tallo.

Juan Carlos Lázaro

De: "Entre la sombra y el fuego" (2008).

Ilustración: Joan Miró.


Juan Carlos Lázaro


Escrito por

Rosina Valcárcel Carnero

Lima, 1947. Escritora. Estudió antropología en San Marcos. Libros diversos. Incluida en antologías, blogs, revista redacción popular, etc.


Publicado en

estrella cristal

la belleza será convulsiva o no será | a. breton